Sin pasto, sin resultados, sin promedios, sin local o visitante.
Con barro, con wing, con enganche, con fútbol, con mística.
En sinpasto nos gusta hablar del ascenso.
Lo demás, trivialidad.

viernes, 9 de julio de 2010

Leyendas: Garrafa Sánchez.

Una vez leí que Garrafa era un bohemio del futbol. Creo que no hay mejor definición.
Sino preguntale a Bilardo, que quedó impresionado por su nivel en un amistoso jugado entre Laferrere y Boca. Sin embargo, al verlo llegar en moto dudo, y cuando lo pasó a altísima velocidad una vez terminado el partido, el doctor decidió que era demasiado diferente para estar bajo sus órdenes.

Tuve la suerte de verlo jugar en el regreso a su querido Lafe. Era en la cancha del villero. Fue uno de sus últimos partidos y entró en el segundo tiempo. Creo que estaba mal de estado físico o recuperándose de esas lesiones que tanto lo jodieron, la verdad, no sé. Lo cierto es que en menos de 20 minutos enloqueció a toda la defensa rival. Y esto no es un decir. Garrafa agarraba la pelota unos metros delante de la mitad de cancha (se había tirado como una especie de wing derecho) y entre su velocidad y su gambeta hacia desparramar almas por la reducida cancha del verde. No me acuerdo como terminó el partido. Creo que el local perdió. Es más, creo que lo olvidé al poco tiempo, porque lo que en verdad me quedó en la retina fue la magia de Garrafa Sánchez, su desfachatez para encarar, encarar y encarar. Si el Real Madrid tiene a Europa en su ADN, el enganche calvo tenía el arco de enfrente. El arco de enfrente y el potrero.

Fue un jugador emblema del ascenso. Quitemos de discusión que por los suelos con escaso césped pasó gran parte de la carrera. Garrafa era un jugador de futbol en estado puro (como así lo caracterizó el gatito Leeb), un jugador que no especulaba, que iba al frente sin mezquindades. No importaba si el empate servia, él quería jugar al fútbol. Sea en Laferrere, el Porve o en Banfield. Pero siempre al fútbol.

4 comentarios:

  1. Bocón , pendenciero y mediocre. Bueno para el ascenso pero en primera no le dió nunca la nafta, sobrador y mal tipo. Lo odiaré toda mi vida y eso que jamás nos hizo un gol.

    ResponderEliminar
  2. DE PIE PARA HABLAR DE GARRAFA¡¡¡¡

    Un crack, y si era pendenciero pero lo quiero en mi equipo, es de esos jugadores que si lo tenes para tu club lo amas y lo tenes en contra lo odias.

    ResponderEliminar
  3. definitivamente un jugador digno del ascenso.

    ResponderEliminar